Con enorme tristeza, pero con un profundo agradecimiento a Dios, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos Nacional informa que ha fallecido el Pastor Carlos Duarte

Buenos Aires 23 de Enero 2018

Con el mayor aprecio en Jesucristo, Señor nuestro.

Con enorme tristeza, pero con un profundo agradecimiento a Dios, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos Nacional informa que ha fallecido el Pastor Carlos Duarte, Presidente de la Iglesia Evangélica del Rio de la Plata y Co Presidente del MEDH.

“Yo soy la resurrección y la vida, el que tiene fe en mi, aunque muera, vivirá; y todo el que está vivo y tiene fe en mí, no morirá nunca” San Juan 11:25-26.

Queremos dar gracias a Dios por la vida de Carlos, nuestro hermano en Cristo y por su ministerio pastoral y militancia en defensa de la Vida y de los Derechos Humanos en nuestro país participando en nuestro Movimiento. Como así también por la Iglesia Evangélica del Rio de la Plata que fue cofundadora hace 41 años de nuestro Institución y que siempre participó con su liderazgo local y nacional, con sus cuantiosos aportes económicos, que hicieron posible nuestro ministerio y perduración en el tiempo hasta nuestro presente.

Queremos solidarizarnos con su familia y con toda la membresía de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata, en esta hora de dolor, elevando esta oración a nuestro Dios Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo:

Padre de misericordioso, te damos gracias por la vida terrenal de Carlos que nos has dado, con todas sus alegrías y tristezas. Te damos gracias, porque sabemos que a los que te aman todas las cosas ayudan a bien. Consuélanos ahora, en nuestra tristeza, cerca de Ti, haznos recordar que Tú, mediante la muerte y resurrección de de tu Hijo Jesucristo, nuestro Salvador, sufriste nuestros dolores y nos diste la esperanza viva en la vida eterna. En esta fe, te agradecemos por la vida de Carlos Duarte, separado de nosotros. Encomendamos en tus manos su cuerpo y alma, con la esperanza de la gloriosa resurrección en el día final.
Mediante tu consuelo alivia en nosotros y en toda su familia e Iglesia el dolor de su ausencia. Confírmanos en la esperanza de tu Reino que viene, en el que todos tus hijos e hijas te alabarán eternamente.

Que el Amor del Padre, la Gracia de nuestro Señor Jesucristo y la consolación del Espíritu Santo, sea con nuestro hermano Carlos, toda su familia y seres queridos y con todos nosotros eternamente. Amén.

Co Presidentes Obispo Mons. Carlos José Tissera y Presbítero Fernando H. Suárez
Coordinador Presbítero Felix Gibbs

Scroll to top
Atrás