Un ex comisario santafesino publica agravios

Un ex comisario santafesino publica agravios y amenazas contra el secretario nacional de la Liga Argentina por los Derechos Humanos

Publicado por La LADH el 17 agosto 2017
 
En las últimas semanas, un empecinado defensor de las acciones genocidas, Orlando Agustín Gauna, quien fuera integrante de la Policía Provincial Santafesino, de cuya seccional Segunda de la ciudad capital de la provincia estuvo a cargo algunos meses durante el periodo más brutal del despliegue del Plan de Exterminio que el Segundo Cuerpo del Ejercito Argentino, en articulación con todas las fuerzas de “seguridad” del Estado, incluida en primer término la Policía Provincial llevó a cabo,  ha publicado en las redes sociales agravios y amenazas contra José Ernesto Schulman, secretario nacional de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.
El policía retirado Orlando Agustín Gauna publica agravios tales como “Siempre fue un mentiroso”… “Este dirigente del Partido Comunista se paseaba en la década del 70 con una 38 en la cintura que seguramente no usaba para festejar los goles de Colón. Cabe preguntarse ¿asesinó a personas?. Puede ser. Es muy probable. Tiene un aspecto demasiado sanguinario” y “Ahora con total hipocresía, se dedica a hacer falsas imputaciones contra uniformados, por supuestos delitos hoy llamados de lesa humanidad”,  un tal Marcelo Michelli Ramos, residente en la ciudad de Paraná, Entre Ríos comenta “Un paseíto en avión por el Río de la Plata y listo”,  Ricardo Salomé de la ciudad de Santa Fe afirma “A todos estos soretes asesinos hay que escracharlos….”, y Horacio Ramella dice “…colgarlo en la vía publica” a lo que Gauna responde “como me gustaría”

José Ernesto Schulman es santafesino y  entre 1975 y 1977 sufrió un atentado terrorista (el 5/1/75), un primer secuestro seguido de detención a disposición del Poder Ejecutivo Nacional entre octubre de 1976 y abril de 1977 y un segundo secuestro con torturas y simulacros de fusilamiento en la seccional Cuarta de Policía en el mes de noviembre de 1977, todos los hechos denunciados en su momento (hay una causa judicial de 1977), ante el Consejo de la Magistratura que destituyó al entonces Juez Federal de Santa Fe Víctor Hermes Brusa en 1999, ante la Audiencia Nacional Número Cinco de Madrid a cargo del Dr. Baltazar Garzón que investigó el delito de genocidio en la Argentina en el mismo año de 1999, ante el Juzgado de Instrucción Número uno de Santa Fe a cargo del Dr. Rodríguez en el año 2002 y subsiguientes, todo ratificado ante el Tribunal Oral Federal Número Uno que consideró probados los delitos de Privación ilegal de la libertad , tormentos y torturas contra nuestro compañero por un grupo de represores entre los que se nombran al susodicho Víctor Brusa, al oficial de Inteligencia Eduardo Ramos y los Comisarios Perizotti y Colombini así como el juicio oral por el asesinato de Alicia López en el 2010 consideró prueba su testimonio sobre los días en que compartieron encierro en el centro clandestino La Cuarta. Actualmente hay en curso dos causas en estado de instrucción en las cuales se considera víctima a Schulman, y hay una causa más elevada a Juicio Oral.
Jamás ha mentido y mucho menos ha asesinado a nadie, sus armas de lucha han sido la palabra y el compromiso con la organización popular desde aquellos años hasta ahora. No permitiremos agravios ni amenazas contra ningún compañero de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre ni contra nadie.
Mucho menos contra quienes con su testimonio han permitido derrotar la impunidad dura de los asesinos, violadores, ladrones de niñas y niños, desaparecedores y torturadores de miles de compañeros y prestaron su brutalidad asesina para instalar un modelo de país que ahora pretende volver.
La acción de Gauna, Ramos , Ramella y Salomé debe inscribirse en una larga lista de amenazas y agravios contra los testigos, abogados y aún jueces que intervinieron en los juicios por los crímenes del Terrorismo de Estado en la ciudad de Santa Fe.  En un simple recuento recordamos que en marzo de 2005 dejaron un féretro en la puerta del Juzgado Federal con una carta amenazante, de nuevo en  setiembre del 2006 el Juez Rodríguez recibió una carta con amenazas por impulsar el juicio contra Brusa y otros, años después comenzarían las pintadas contra las Madres de Plaza de Mayo que desembocaron en la formación de la Agrupación Familiares de Víctimas del Terrorismo Afevita que reproduce las amenazas contra Schulman desde su cuenta en Twitter.
Es  hora de terminar con tanta impunidad y castigar como corresponde a los que pretenden instalar el miedo entre los luchadores por los derechos humanos y los testigos de los crímenes de Estado que fueron y seguirán siendo juzgados con todas las garantías para los imputados.
Por nuestra parte,  aseguramos a todos los santafesinos comprometidos con la Memoria, la Verdad y la Justicia que seguiremos aportando nuestro testimonio y presencia institucional en la lucha contra todas las impunidades continuando una larga tradición que en su momento contó con personalidades de la talla como Guillermo Kehoe o Adolfo Trumper, aquellos abogados que en la década del 50 lograron la condena de los asesinos de Juan Ingalinella por la misma fuerza que actuaba en la Cuarta y tantas otras seccionales que no es otra que la Policía de la Provincia de Santa Fe, cuyos últimos jefes han sido imputados y condenados  por su asociación delincuente con los narcotraficantes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *